Acelera tu recuperación muscular y recupera esguinces con hielo


master, 09/03/2013 - 19:03, Internet.
0
7824


No es ningún mito que el enfriamiento de los músculos tras un ejercicio intenso o de las partes contusionadas o retorcidas es beneficioso para el organismo, pero es algo que no se hace de cualquier forma ni en cualquier momento. En este artículo se intentará optimizar el uso de hielo, ducha fría o equivalentes para mejorar nuestra recuperación tras una gran paliza de saltar escaleras o acabar contusionados con nuestro monopatín.

Recuperación muscular:
Imagina que llevas 4 horas saltando escaleras para planchar ese truco que no te sale y acabas destrozado. Lo primero y fundamental es una sesión de estiramientos lo más completa posible, que aliviará pero no será suficiente. Para complementar un truco muy sencillo es ducharse con agua caliente y una vez duchado poner el agua fría (si no sale muy fría no sirve) y darnos directamente, durante algunos minutos, a las piernas (consejo: tápate los huevecillos con una mano si no quieres sufrir de más).

En caso de ser verano y el agua fría no salir fría podemos imitar a Andrew Reynolds (como en la foto), dos cubos de hielo y a la bañera. Pero no seamos drásticos, ¿hubo sesión de gaps a lo Andrew?, si la respuesta es sí, entonces igual sí que te conviene pasarte por la gasolinera y pillar dos sacos de hielo.

Recuperación de esguinces:
En el caso de los esguinces, si te acabas de torcer el tobillo, o alguna articulación, y te duele, lo primero es conseguir hielo y poner el pié en alto con una bolsa de hielo y/o envuelto en los propios calcetines. Lo siguiente es que te vea un médico o un fisioterapeuta y diagnostique qué es lo que realmente te ha ocurrido. Puedes no tener nada o tener algo. Si hay dolor, hinchazón o moratón algo pasa, ves al médico, es gratis, de momento...

En caso de que sea un esguince (un sobreestiramiento de algún tendón que une el hueso con los músculos) la primera fase es reposo que puede durar desde algunos días hasta semanas. El reposo consiste en eliminar la carga (no apoyar peso) en la zona afectada, para dar tiempo a curar. El médico o fisioterapeuta determinará cuanto tiempo es necesario.

Los médicos habitualmente te dan unas muletas y un vendaje compresivo, es la forma más lenta (y probablemente segura) de curarse. Pero hay otra alternativa que es la que usan los fisioterapeutas deportivos, el tratamiento.

El tratamiento se puede resumir en reposo, enfriamiento, compresión y elevación que intenta reducir el hinchazón y fortalecer la zona de músculos que rodean la zona afectada.

El reposo trata de no cargar la zona afectada pero si trabajarla sin carga: rotaciones, bicicleta estática, masajes, natación,... todo dependerá de la gravedad del esquince, a veces hay que esperar para empezar el tratamiento y a veces no es necesario. Lo ideal es que un fisioterapeuta nos haga un plan de recuperación personalizado en este aspecto.

Generalizando podríamos decir que trabajamos la zona afectada y su entorno de forma progresiva con el dolor, es decir ¿Duele? sí, entonces baja la intensidad del ejercicio o haz otro ejercicio con menos carga, ¿no duele? pues dale más caña. Y aquí es cuando interviene el enfriamiento, justo después haber tratado la zona lo habitual es aplicar un hielo azul entre 10 y 15 minutos con el pie elevado. Este hielo azul se puede comprar en la farmacia y se pone previamente en el congelador. El tratamiento con los ejercicios adecuados, junto con el enfriamiento y elevación, acelera notablemente la recuperación.

Más información y algunas fuentes:
http: news como lesionarse tobillo esguince como intentar que no
http:thrashermagazine.com articles burnout the iceman batheth
http:traumazamora.org infopaciente esguince esguince.html



Acelera tu recuperación muscular y recupera esguinces con hielo


Noticias relacionadas:


Lecturas de skateboard en la sección de lecturas.

Comentarios

Make a comment