¿El street se acaba?, cambios de tendencia.


TheBerrics, 26/08/2008 - 10:13, Internet.
0
2187


Leo y escucho, desde hace bastante tiempo, cosas como que los skateparks hacen que la gente patine menos en la calle (indiscutiblemente cierto) o como que el street se acaba, o que la auténtica esencia del monopatín se pierde. Creo personalmente que, la mayoría que dice eso, es simplemente gente que aún no ha entendido que es el monopatín, una lucha constante para poder seguir patinando, no una moda para ser el niño malo de la calle. Bien, miremos al futuro, es decir USA ahora, Eric Koston y Steve Berra que "dejan de patinar street" para patinar en su parque privado:

* Un artículo del New York Times dijo recientemente que, el negocio en el que estamos, skateboarding, es una industria de 5 billones de dolares al año. Lo que nos lleva a dos preguntas: ¿Como ha llegado tanto dinero a algo que es totalmente ilegal allí donde vayas? y ¿En que infierno está metido todo ese dinero?. Dos cosas son ciertas, ni en mi bolsillo ni en construir lugares adecuados para patinar donde la gente que patina pueda mantener el skateboarding vivo. Y eso es para el skateboarding.

¿Entonces por qué continuamos? Bien, por nuestra propia naturaleza estamos creados como un grupo creativo, persistente y algo fuera de la ley. Si nos dicen no patinar, lo dejamos y volvemos con focos por la noche. Si nos apuntillan una baranda, nosotros la desapuntillamos. Si un banco es antiskate lo hacemos anti-antiskate. Si un banco tiene separaciones, lo juntamos. Si una baranda tiene kink, la adaptamos para que sea perfecta. Y eso es lo que tenemos que hacer para patinar.

Desde hace dos años las criticas se volvieron muy fuertes por crear spots patinables. Mi posición fue siempre esta: Prefiero hacer spots patinables que no patinar en absoluto. Sin embargo no hay ni un reportaje o vídeo donde no vea un spot que haya sido modificado para patinar mejor o completamente construido. ¿Porqué? Por qué patinar es ilegal allí donde vayas y para todos esos que quieren verlo estar vivo hacen lo que tengan que hacer para mantenerlo. Es el orden natural de la supervivencia, es la evolución de las cosas. Cuando las piscinas se volvieron impatinables apareció la primera rampa vertical. Cuando las verticales dejaron de estar disponibles para los chavales en monopatín, esos chavales se fueron a las calles a patinar porque preferían tener lugar que patinar, aunque fuera la calle, que no tenerlo. Esto se llama cambio.

Las cosas cambian. Cambias las tablas, los zapatos, los trucos. El cambio es la manifestación del tiempo y el tiempo nos ha enseñado que el skateboarding estará aquí por tanto tiempo y tal cual lo creemos como individuos y como comunidad.

Aunque casi ni un duro de los 5 mil millones al año que se están produciendo en este sector se reinvierten en la construcción de lugares en los que podamos patinar, hay suficientes personas al margen de la ley ahí fuera continuando y haciéndolo posible. Ya sea mediante la construcción de bancos en un remoto lugar al este del centro de la ciudad al igual que Jason Hernández, construyendo mini ramps en nuestros jardines como Mikey Taylor, cementando pole jams de tierra como Emmanuel Guzman, o comprando edificios y construyendo skateparks dentro como Eric Koston y yo (Steve Berra), continuamos creciendo porque nuestras ganas de patinar y nuestras ganas de sobrevivir son lo que nos hace fuertes y porque la única alternativa es dejarlo y morir. Pero nosotros en the Berrics creemos que la vida está hecha para vivirla, no para morirla. No hay nada especial en la muerte. Cualquiera puede hacer eso. *

Texto original en inglés: http:theberrics.com unitdirective.php Steve Berra.
Introducción y traducción por Miguel Urbina.

NOTA: Lo he traducido tan fiel como he podido, si alguna expresión no es la correcta por favor enviarme la corrección, webmaster@patinencomun.com, gracias.



Noticias relacionadas:


Lecturas de skateboard en la sección de lecturas.

Comentarios

Make a comment