No solo es patinar bien, hay que tener amigos


Miguel Jaume Parets, 19/02/2014 - 10:30, Internet.
0
2295


Una de las razones principales de disfrutar patinando, es el progreso personal que supone el reto de aprender trucos nuevos. Es una de las mayores satisfacciones que podrás obtener encima de un skate, la constancia, el esfuerzo, la disciplina y afán de superación están siempre presentes en nuestro carácter, y eso seguro que nos ayuda a afrontar muchos aspectos del día a día.

Una buena forma de progresar es grabar tus sesiones de skate, intentar captar los mejores trucos que vayas aprendiendo con cada sesión, para después recopilar las mejores imágenes y editarlo, como suele llamarse entre skaters Mi parte de skate.

Gracias a estas partes de skate, puedes ver tu progreso, intentar mejorarte en la próxima, además de compartir con otras personas tus habilidades, lo bonito del skate es que en esos vídeos todos hablamos el mismo idioma, una buena parte de skate es valorada en todo el mundo por igual.

Estas imágenes no se graban solas, además suelen llevar muchísimas horas de trabajo por parte de un cámara, que pocas veces son valoradas, ni por el propio protagonista como amigo, ni por las entidades.

Si tienes la suerte de tener amigos cerca con los que puedes compartir sesiones de skate y además contar con un cámara que te anime a planchar, te ayude a pensar las rondas y te aporte apoyo desde su punto de vista, entonces tienes un tesoro. A todo esto, se puede sumar además, la necesidad de tener buenos spots, módulos e instalaciones a tu alcance.

A lo largo de mi vida vinculada al skate, he podido conocer a multitud de personas con un gran talento, que se desaprovecha al no tener cerca unos amigos con quien compartir sesiones y sobre todo un cámara.

Hay que tener siempre presente a las personas que te apoyan, con las que disfrutas a diario y valorar todo lo que hacen por ti, si alguna vez consigues alguna ayuda, sponsor o ganas un concurso, piensa sobre todo en el amigo que ha estado ahí apoyándote.

Ya que ha estado apoyándote doblando su espalda para grabarte durante horas, o dejándose los ojos editando tu parte de vídeo hasta que quede milimétricamente perfecta, o en ese amigo que te ha ayudado a construir ese cajón donde has aprendido muchos trucos, o esos amigos que arreglaron el skatepark o plaza donde patinas o patinaste... y un largo etcétera de cosas que hacen que hoy estés donde estés en el patín.

Primero son los colegas.



No solo es patinar bien, hay que tener amigos


Noticias relacionadas:


Comentarios

Make a comment