Salir de la moda skater


master, 28/10/2012 - 08:41, Espaņa.
0
3076


En España nunca hemos conseguido salir de la moda skater y establecernos como un deporte sostenible y sostenido. Para situarnos a modo de resumen, en 1989 y 1990 hubo una gran moda skater, que fue importada de películas como Thrashing y que fue probablemente la época en la que patinaba más gente en España. Imaginaros juntar a todos los de bmx, scooter y chimsmes varios y ponerlos todos a patinar, pues eso era, porque ni la bmx ni el scooter existian entonces. Se construyeron algunos skateparks en nuestro país, algunos aún sobreviven, como el de Alcobendas en Madrid.

Así como subió en 1993 desapareció y de ahí se cuentan con los dedos los supervivientes que han continuado en el skateboarding hasta nuestros días. El siguiente boom ya vino mucho más preparado y prefabricado a nivel comercial, entró gracias a los videojuegos y muchos empezaron a patinar y se juntaron con la generación anterior, hablamos de fechas cercanas al año 2000 y de la saga de videojuegos de Tony Hawk.

Esta siguiente oleada llegó a pegar muy fuerte, tanto que se intentó formalizar el deporte mediante asociaciones que promovieron masivamente la construcción de skateparks, entre el 2004 y 2008 fue la época dorada del skateboarding en nuestro país, incluso muchos de la generación del 90 volvieron a patinar.

A partir de aquí el skateboarding sufre la invasión de otras modas inducidas como el bmx, que han roto muchos skateparks, y el scooter que ha invadido de niños jugando en nuestra zona preferida. Todo ello desplaza al skateboarding a su punto original, las plaza y calles, con todo lo bueno y malo que ello implica. Una de las cosas malas es que patinar en la calle es mucho más duro que patinar en un skatepark, lo que hace que patine menos gente.

La moda es interesante a nivel comercial porque produce una compra compulsiva de masas de un mismo producto y su entorno, con lo que, cuantas más modas se puedan implantar y destruir lo más rápidamente posible, más negocio tendremos. Este tipo de sistema comercial de modas entra en confrontación con el modelo de negocio y deporte sostenido, en que, normalmente, los que tienen el negocio son los propios deportistas y es aparentemente menos rentable, aunque más tranquilo por no atender a modas sino a criterios deportivos y humanos.

Y ¿cual es la diferencia entre moda y deporte sostenido?, un deporte tiene unas instalaciones adecuadas con tiempos de uso exclusivos y bien mantenidas, unos organismos llamados federación que supuestamente velan por unas normas de competición justas y equitativas, un sistema de ranking conectado local, nacional e internacional, entre otras muchas labores que minimizan las envidias y malos entendidos entre deportistas tan frecuentes en nuestro pequeño mundo skater.

En definitiva, si queremos que el skateboarding pase al nivel, en que está por ejemplo Estados Unidos, hay que conectarse con los demás, hace falta organización colectiva y establecer unas bases y definir qué queremos exactamente para nuestro deporte y actuar todos en grupo en consecuencia. No vale el que todos organicemos cosas, cada uno para su empresa, y punto. Eso es lo que se hace con las modas, hoy te hago el campeonato Corte Inglés de skate y mañana de bmx... no es sostenible y el skateboarding se merece algo mejor. Dicho de otra forma las modas mueren y el skateboarding debe ser eterno.



Salir de la moda skater


Noticias relacionadas:


Lecturas de skateboard en la sección de lecturas.

Comentarios

Make a comment